De lava y sal; piscinas volcánicas en Tenerife

Las piscinas volcánicas en Tenerife son una atracción más a la hora de visitar la isla. Pasa de las playas de arena negra a estos charcos de aguas cristalinas en tu experiencia en el archipiélago.

Nuestra isla es un enclave único por sus características geológicas. Son muchas las piscinas volcánicas en Tenerife que son perfectas para un buen baño alejados de las habituales playas de arena negra o blanca. Charcos, piscinas naturales, riscos, son muchos los nombres que reciben estos lugares y que están dentro de la filosofía de los canarios para pasar un día diferente. Las islas occidentales, todas ellas más escarpadas, son las que más proliferación de charcos tienen en sus costas. En Tenerife, la vertiente norte de la isla, en especial la zona de Garachico, Buenavista, Icod, es la que se lleva la palma. Aunque también debemos reseñar que en el sur de la isla se pueden encontrar magníficas piscinas naturales.

El suelo de las islas, y por ende sus costas, son de origen totalmente volcánico. Los suelos son alcalinos y predominan rocas como basaltos, tranquitas y fonolitas. El magma de las antiguas erupciones era muy fluido, lo que permitía llegar sin problema alguno hasta las costas y construir nuestra actual línea de mar. Pasemos a enumerar algunas de las principales piscinas volcánicas en Tenerife siguiendo el orden de sur a norte.

piscinas volcanicas de Tenerife

Charco de isla cangrejo

Es una de las zonas modificadas por la mano del hombre, esta piscina natural se encuentra resguardada por un muro de hormigón para evitar el oleaje de la zona. Puedes disfrutar en él de una maravillosa vista de los acantilados de Los Gigantes. Se encuentra en el municipio de Santiago del Teide y es de fácil acceso a través de la urbanización del mismo nombre. Disfruta con toda la familia de este trocito de paraíso.

Charco de los Abrigos

Con un acceso un poco más complicado, este charco es prácticamente natural, poco más que una escalera ha construido el hombre para subir y bajar de la zona de baño. Muy cerca de la Playa de la Tejita, entre El Médano y Los Abrigos se encuentra este lugar que no está excesivamente señalizado. Tendrás que fiarte de tu instinto y consultar con los visitantes locales.

Charcos de La Jaquita

Observar la puesta de sol con la isla de La Gomera de fondo desde estas piscinas naturales en Guía de Isora es un placer para los sentidos. Estas piscinas son bastante cómodas, ya que el hombre ha facilitado las instalaciones. Hay una cómoda zona pavimentada para poner la toalla y cuenta con una playa muy cerca por si quieres explorar otras opciones. Además, en la zona podrás encontrar comercios y servicios.

Piscinas de Bajamar

En la costa de San Cristóbal de la Laguna podrás ver estas estupendas piscinas naturales construidas por el hombre. Comodidad máxima y lugares de restauración. Cuenta con duchas, zona de toallas y una maravillosa postal de recuerdo cuando rompen las olas contra el muro.

piscinas Tenerife

Charco de la Laja

Este charco se encuentra en el municipio de San Juan de la Rambla. Una pequeña villa norteña que cuenta con varias piscinas volcánicas naturales. En este caso la colaboración del hombre ha sido muy poco invasiva y el nado puede ser peligroso en condiciones de marea mala, ya que el oleaje se integra en el charco. Con buena marea es un auténtico placer disfrutar de un baño en este charco de agua cristalina y rodeados de gente local.

Charco de los chochos

El charco de los chochos debe su nombre a que los habitantes locales ponían en remojo en este lugar los altramuces, conocidos en Canarias como chochos. Está situado en el municipio de Los Silos y muy cerca de otro famoso charco, el de la araña. Un baño natural y con la figura del Teide a nuestra espalda en este famoso emplazamiento del norte de la isla.

Déjate guiar por los recónditos parajes isleños o si eres un marinero de agua dulce y prefieres disfrutar de unas vacaciones tranquilas en la piscina de tu hotel, Villa Mandi Golf & Resort es el lugar adecuado para tu viaje. Estaremos encantados de recibirte.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp